El korokke es un plato japonés muy similar a nuestras croquetas. Se cree que esta receta se introdujo en Japón hacia el 1900 y que el nombre viene de la palabra francesa “croquette”. La receta tradicional es de patata, cebolla y carne picada. Yo la he preparado con shiitake y un poco de jengibre, pero podría hacerse con soja texturizada, ajetes o puerros. Lo que sí que no puede faltar es el panko. Este pan rallado japonés se diferencia del nuestro en que no lleva corteza, se hace únicamente con la miga y se pica en trozos más grandes, dando como resultado una cubierta poco pesada y muy crujiente.

Ingredientes: (16 unidades)
  • 3 patatas medianas
  • 150g de setas shiitake
  • 1 cebolleta grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1cm de jengibre muy picado o rallado
  • harina de trigo
  • leche vegetal
  • panko (pan rallado japonés)
  • pimienta negra recién molida
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • aceite vegetal para freír 
Preparación:
  1. Pelamos y cortamos las patatas en trozos medianos. Cocemos durante 10 minutos en agua y sal. Escurrimos y prensamos en un bol mientras todavía están calientes.
  2. En un wok, con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, sofreímos los dientes de ajo, el jengibre y la cebolleta picada a fuego fuerte y sin parar de remover.
  3. Salpimentamos y agregamos las setas fileteadas.
  4. Salteamos durante 5 minutos e incorporamos la patata pisada.
  5. Rehogamos todo un par de minutos. Apagamos y dejamos que enfríe.
  6. Una vez frío, integramos bien la patata con el sofrito, tomamos una porción y con la palma de las manos le damos una forma redonda, ovalada y un poco plana.
  7. Rebozamos la bola en harina de trigo, leche vegetal y por último en el panko.
  8. Hacemos esto con toda la masa y freímos en aceite bien caliente un par de minutos por cada lado.
  9. Sacamos y colocamos sobre papel de cocina para absorber el exceso de grasa.
  10. Para emplatar: las colocamos en una fuente, nunca apiladas, pues se aplastan muy fácilmente. Espolvoreamos con cebollino y podemos acompañarlas con salsa de soja o tonkatsu (salsa barbacoa japonesa).