El otro día en el mercado encontré unos vistosos manojos de kale, o “verdura”, como simplemente lo llamaba la dueña del puesto. Así que al llegar a casa preparé un paté de kale con chips aromatizadas.
El kale o col rizada es una verdura de la familia del repollo o el brócoli. Se caracteriza por tener unas hojas de color verde intenso, que pueden ser rizadas o lisas. Esta verdura está llena de propiedades y nutrientes, de ahí el boom que ha tenido últimamente. Es muy rica en: hierro, lo que la hace un alimento excelente para dietas vegetarianas; calcio, que ayuda a prevenir la osteoporosis; vitamina C, que refuerza nuestro sistema inmunitario; vitamina A, que ayuda a prevenir problemas en la visión o la piel y vitamina K, que tiene propiedades anticancerígenas. Además de todo esto, es rica en fibra y muy baja en calorías.

Ingredientes: (4 personas)


 Paté:

  • 1 puñado de anacardos crudos
  • 1 manojo de kale
  • 4 ramas de orégano fresco
  • 2 rama de tomillo fresco
  • 1 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de tajina
  • zumo de 1 limón
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra recién molida
  • sal

 Chips aromatizadas:

  • 1 manojo de kale
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cucharadita de mostaza al estragón
  • 1 cucharilla de tamari
  • perejil fresco
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
 Preparación:

  Paté:
  1. Limpiamos bien el manojo de kale y lo deshojamos. No vamos a utilizar el tallo, es muy fibroso.
  2. En una olla con agua hirviendo, escaldamos las hojas de kale, las refrescamos posteriormente con hielo y reservamos.
  3. Picamos los anacardos crudos con la batidora. Si queremos, podemos tostarlos ligeramente en el horno.
  4. En un vaso batidor vertemos las hojas de kale, el puré de anacardos, el aceite de oliva virgen extra, el zumo de 1/2 limón, las dos cucharadas de tajina y trituramos.
  5. Cuando tengamos una pasta homogénea añadimos el resto de ingredientes: el orégano, el tomillo sin la rama, el ajo, la sal y la pimienta negra.
  6. Volvemos a triturar con la batidora hasta que tengamos la textura deseada.
  7. Una vez que hayamos obtenido una crema fina y sin grumos reservamos en la nevera.
 Chips aromatizadas:
  1. Lavamos bien el manojo de kale y separamos las hojas.
  2. Las secamos con papel de cocina y disponemos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal.
  3. En un vaso batidor trituramos el aceite de oliva virgen extra junto con el ajo, la mostaza, el tamari, el perejil y una pizca de sal.
  4. Con la ayuda de un pincel de silicona pintamos las dos caras de las hojas con el aceite aromatizado.
  5. Horneamos 5 minutos por cada cara a 150ºC.
Para servir: untamos el paté de kale en una rebanada de pan y colocamos encima una de las chips.