El pote es un plato típico asturiano. Es muy similar a la fabada, salvo que éste lleva patatas y verdura. La principal fuente de sabor de esta receta es el compango (chorizo, morcilla, lacón y tocino). Sin embargo, usando un poco la imaginación se puede conseguir un plato igual de sabroso utilizando únicamente verduras, setas o lo que más te apetezca. Os animo a prepararlo, es una gran sorpresa.
¡Y muy prestoso!

Ingredientes:

  • 250g de fabes
  • 1 manojo de berza
  • 3 patatas
  • 500g de setas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puerro
  • 2 cebollas
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento
  • 1 trozo de apio
  • 2 hojas de laurel
  • 3 bolas de pimienta jamaicana
  • pimienta negra recién molida
  • pimentón de la Vera
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal

Preparación:
  1. Poner les fabes a remojo el día anterior. En una pota vamos a realizar un caldo para luego más tarde cocer les fabes en él. Yo lo hice la noche anterior, pero también puedes hacerlo a la vez que cueces les fabes
  2. Para hacer el caldo ponemos en agua fría la cebolla, el puerro, el pimiento, la zanahoria, el laurel, el apio y la pimienta jamaicana. Dejamos cocer a fuego suave durante aproximadamente 3 horas.
  3. Una vez tenemos colado el caldo, ponemos les fabes lavadas y escurridas a cocer en él. Cuando comiencen a hervir fuerte, las “asustamos”, ésto quiere decir que echamos un poco de caldo frío o en su defecto agua para interrumpir la cocción. Desespumamos si es necesario y las dejamos cocer a fuego lento.
  4. Cuando lleven cociendo dos horas, introducimos la berza lavada y picada. Mientras, en una sartén vamos a realizar el sofrito. Calentamos 2 cucharadas de aceite, echamos el ajo y la cebolla bien picados y salpimentamos. Dejamos pochar a fuego suave durante unos minutos y agregamos las patatas chascadas, no cortadas, para que suelten el almidón y espesen luego el caldo. Apartamos del fuego, echamos abundante pimentón y lo rehogamos. A continuación salteamos las setas con un poco de ajo, sal y pimienta.
  5. Finalmente cuando a les fabes les falte una media hora, introducimos el sofrito con las patatas y las setas. Dejamos cocer a fuego suave para que se mezclen bien los sabores. Cuando veamos que ya están tiernas, probamos el punto de sal y dejamos reposar una media hora.

Una vez reposado, al plato y a comer.

 Un par de trucos sobre este plato:
  • Gana mucho de un día para otro
  • Si te quedasen muy líquidas, siempre puedes pasar por la batidora parte de las verduras del caldo y agregárselas a les fabes.